Home
Videos
Edições impressas
Jornais anteriores
Contato
Sobre nós
A função da música rumo ao socialismo
30 de outubro de 2015 Artigos J. Posadas
Recomende essa matéria pelo WhatsApp

A Espanha dos últimos anos, que se levantou com a surpreendente mobilização dos “Indignados” e as novas formações políticas de feição juvenil e combativa como “Podemos”, ampliando o leque da contestação ao capitalismo selvagem e destrutivo na Europa, nos inspira recordar a José Antonio Labordeta, espanhol, aragonês, poeta, compositor, cantor e militante revolucionário.

Labordeta, segundo a sua biografia que consta no http://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/labordeta.htm, nasceu e morreu em Zaragoza, 1935 – 2010. Foi considerado um dos principais exponentes da canção durante os anos de transição política, a partir do fim do franquismo. O seu primeiro disco de longa duração saiu em 1974, um ano antes da morte de Franco e teve o sugestivo título de : Cantar e calar. Labordeta também foi militante político da Unidade Socialista, do PCE e da Esquerda Unida, tendo sido eleito deputado em 2000 pela CHA (Chunta Aragoneista).

Em sua homenagem publicamos este texto de J. Posadas, "A função da música rumo ao socialismo" (tradução do título a cargo do Comitê de Redação) que brindou um reconhecimento ao papel artístico e revolucionário a artistas como Labordeta,bem como ao seu conterrâneo Juan Manuel Serrat: “Labordeta e Serrat cantam ao porvir da humanidade. O porvir da humanidade é a necessidade do socialismo. O socialismo é uma necessidade da vida”.

Assistam também em anexo 2 vídeos com cantos de Labordeta que comovem a alma, regando de energia a convicção de estar solidário com a luta do povo espanhol, confiantes no triunfo da humanidade unida por um horizonte socialista.


https://www.youtube.com/watch?v=U2wR7eRYuFQ

https://www.youtube.com/watch?v=i15eFc_BCu4&feature=youtube_gdata_player
 
 
Extracto del texto de J. Posadas (*)
 
La función de la música y el socialismo
 
(25 de mayo de 1980)
 
   (...) Entre la música de Labordeta y Beethoven hay una distancia en la representación de la música, en los motivos, pero hay identidad en los propósitos. Beethoven no se proponía el socialismo, pero su música servía al socialismo. Labordeta se propone concretamente el socialismo y se apoya en Beethoven para expresarlo. He ahí la unidad de la música y el género humano.


   En las canciones de Labordeta están presentes los treinta años bajo el fascismo y el triunfo frente al fascismo. El pueblo español no se dejó intimidar por la ausencia de medios (no por el miedo) y de preocupación de parte de Stalin, primero, y después Kruschev, con respecto a España. Y en sus canciones expresa el reconocimiento a todos los que durante toda la etapa de Stalin y de Kruschev y del franquismo no dejaron de luchar.
   Labordeta tiene una canción que se llama “Canto a la Libertad”, donde dice:
 
“También será posible que esta hermosa mañana ni tú, ni yo, ni el otro, la lleguemos a  ver
pero habrá que empujarla para que pueda  ser.”
 
   En esa canción se expresa el canto objetivo de una necesidad de la vida, que la expresa el socialismo, y que Labordeta la impulsa. El siente: yo voy a morir, pero el socialismo se hace. Ahí expresa una forma elocuente y material de que el socialismo es una necesidad de la vida. Es como si dijera: yo no voy a verlo, pero tú lo verás y yo me incorporo a eso que tú verás, estoy presente en lo que tú vas a ver; no es mi presencia la que determina la necesidad del socialismo, sino la necesidad objetiva. Esa es la unidad del género humano. El artista se siente representado en el futuro. No muere y desaparece; sigue viviendo como todos los seres humanos en los que continúa. Esa es una figura poética muy linda que quiere decir: la vida no se termina, nosotros por ahora terminamos, los demás continúan con estas ideas que son las que determinan el curso ascendente de la vida, no la propiedad, no el dinero, no el hijo o la mujer, no el sexo, sino la vida, que significa las relaciones humanas para alcanzar objetivos que trascienden de la tierra al cosmos; yo no voy a estar, pero tú sí vas a estar, tú me representas.
 
   Es la conciencia y el sentimiento de que el socialismo es una necesidad de la vida, para todos. Es necesario, aunque él no viva, entonces él lucha para que los otros lo hagan. Se siente entonces continuándose en la vida de los otros, es decir, es una superación del egoísmo individual que crea el miedo a la muerte, creado por la relación de propiedad privada. El ser humano no nació con ese temor, sino que la propiedad lo creó, porque la vida es una propiedad. Labordeta usa el término “libertad” como concepción del socialismo, no la libertad en abstracto. Este canto de Labordeta es la comunicación que expresa la objetividad de la necesidad de la historia. Ya no es el individuo, es el representante de una necesidad, que expresa en el canto. Labordeta hace la letra, la música y canta. Esta canción es una expresión muy elevada que no estaba antes, de la objetividad de la necesidad de la historia. Ya es la expresión de la política en el canto directamente; es un canto político pero al mismo tiempo un canto humano, de relaciones humanas que se expresan políticamente.
 
   Ciencia, cultura y arte tienen funciones independientes en la forma. Pero ciencia, cultura y arte para representar el desenvolvimiento de vida tienen que tener un medio de expresión, es la política. La política, entonces, representa ciencia, cultura y arte.*
 
   En la canción “Planta un árbol”, de Labordeta, hay partes que son muy lindas, como la estrofa que dice:
 
“Hoy está a flor de nuestras pieles para formar un bosque sobre el mar, la vida es implacable con el hombre, la historia no se puede  parar.”
 
   Es una figura poética que pasa de todo un proceso histórico a uno infinitamente más elevado afirma, “esto no se puede parar”. Ya es el poeta que forma parte del desenvolvimiento de la vida no es el poeta producto de la sociedad privada, sino el poeta del socialismo. Por eso en la mis canción él pone:
 
“Nadie pudo romper esas raíces, nadie pudo matar la libertad,
nadie pudo impedir que ellas creciesen contra el viento, la sangre y la   impiedad.”
 
   Es decir, es una necesidad de la vida, que la expresan las ideas. El árbol es, ya con toda la experiencia anterior, la resolución del socialismo. A la “tierra yerma” el poeta le da el abono de la voluntad de las ideas. La idea crea la voluntad: la voluntad creó parte de la idea; el desenvolvimiento de la idea estaba creando una voluntad superior, es decir, que ya la voluntad es la comprensión de cómo hay que hacer, que  hay que hacer la experiencia anterior, entonces es la idea organizada, que es el fruto de la semilla que se plantó.
 
  En toda etapa de transformaciones sociales profundas, el canto ha ido a la par de las ideas. Desde la época griega, hasta las épocas de la independencia de América Latina y en parte de Africa el canto ha acompañado todos los procesos de liberación de la población. El canto es un instrumento de combate y de organización de los sentimientos. No organizado, no cumple el efecto que puede cumplir la voluntad, de resolución, pero organizado tiene un efecto inmenso, porque el canto no es entonces una distracción, una contemplación, una satisfacción, sino una manera de unir el pensamiento homogéneo que da el arte, al pensamiento de la necesidad de las transformaciones. Por eso “hoy está a flor de nuestras pieles, para formar un bosque obre el mar”. Al mismo tiempo que unifica el mundo a través de eso, unifica el ser humano.
 
   Labordeta recita una poesía de su hermano Miguel con un fondo musical muy lindo. Es una música de evocación, no lánguida, de sometimiento. Al escuchar da la impresión que de las ondas musicales salen recuerdos: el recuerdo vivo del sentimiento, y que es el recuerdo; las palabras son el contenido del recuerdo, la música es el envoltorio del recuerdo. Es decir, que es un recuerdo armonioso de la vida. No del que se queja del pasado, sino del que dice: “mire lo que pasó, pero mire lo que hacemos”. No se deja someter ni por el pasado, ni por el recuerdo, ni por la destrucción que hizo el fascismo. Porque en última instancia, el partido se apoya en la voluntad y en la necesidad de la voluntad de la gente de la necesidad de cambio de la vida, que lo expresa la voluntad de la gente. Las ideas expresan eso; cosa que todavía el cosmos no lo puede hacer, pero en forma empírica lo hace. No hay estrellas que se chocan entre sí; hay estrellas que van juntas y por determinadas relaciones se separan y se vuelven a encontrar en otra estrella; parte de ella se desenvuelve y surge otra estrella. Eso no lo hace nadie, y es la forma natural del cosmos.
 
   Al cosmos lo vamos a ver desde la tierra interpretando adentro de nosotros mismos; después los ojos van a observar. El cosmos es la armonía natural. La armonía de la sociedad ya es una armonía organizada previamente, o intencionadamente, que es el interés de la propiedad, entonces tiene que desenvolverse en base a la lucha de clases. El comunismo establece la armonía necesaria, para entonces establecer la armonía entre el ser humano, la naturaleza y el cosmos. Ahora no, porque todavía está el capitalismo. Pero el comunismo establece por qué el ser humano es una forma superior de la naturaleza y del cosmos, por lo que conocemos ahora, porque cuando encontremos otra civilización vamos a ver que somos los nietos o bisnietos.
 
   Con respecto a la comparación hecha con las canciones griegas, Labordeta es muy diferente. El cantor griego, la música griega, tiene una base de angustia, de temor. No tiene la vibración y la seguridad que tiene la canción española. Mismo la canción de los guerrilleros expresa cierta angustia e inseguridad; no tiene la resolución vibrante como canta el español de esta etapa. No se puede comparar, sin decir qué etapa. En la etapa de 1945 era una cosa, en la etapa de la dictadura de los coroneles era otra cosa. Hoy hay una etapa en la cual la humanidad respira socialismo, entonces ya surge el cantor de esta etapa. Pero a su vez, en cada etapa, el cantor, el poeta, y el músico expresan, por su función, el grado de seguridad que tienen, porque aún viviendo épocas muy malas ellos pueden expresar el optimismo del futuro. Como Marx y Engels, cuando hicieron la poesía para el último número de la “Gaceta del Rin”, clausurada por la censura:
 
Hicimos ondear audazmente la bandera de la libertad     y con empeño cada marinero hizo su    deber y aun siendo sin resultado el escudriñar de la tripulación,    el viaje era hermoso y no nos    arrepiente.1
 
 
La música es parte de la lucha por el socialismo
 
   En las próximas etapas, dentro de algunos años, los espectáculos musicales no se van a hacer con el cantor y la gente que escucha. En parte ya se comienza a hacer diferente (como antes se hacía en el teatro griego). La obra que se da en el escenario, el cantor que canta, está expresando sentimientos, necesidades, relaciones humanas. El cantor las canta, pero la gente las vive, entonces tiene que unirse. Va a haber el momento en que la unificación entre el canto y los que hoy son los que escuchan, va a ser una de las formas superiores de la armonía de la relación humana, como la música. Yo tengo tendencia a cantar y la gente tiene tendencia a cantar la música, quiere acompañar, quiere sentirse dentro de la música, se siente integrada en la música.
 
   Eso antes no era posible, porque era la época del feudalismo, del capitalismo, la primera etapa del Estado obrero, pero cada vez más la gente siente necesidad de integrarse en la forma más elevada del arte, de la ciencia y de la cultura. La gente al cantar quiere integrarse con el canto; basta ver la armonía que hay de Labordeta con el público (se refiere a una grabación en vivo de Labordeta). Este anuncia que va a cantar una música por segunda vez y la gente ya lo acompaña y bien. Es decir, la gente desenvuelve la armonía musical porque la armonía musical, en última instancia, buscando en los rincones de la historia, es la armonía necesaria del cosmos y de la vida; más elevada porque la hace el ser humano, que es una forma superior a la naturaleza. Por eso es más elevada, no opuesta. En cada nota musical hay un poco de los ruidos cósmicos. Ya vamos a encontrar la manera más lógica de expresar, pero ahora mismo yo siento y vivo eso. Por eso, me gustaría estar por ahí, navegando por el aire. Pero primero hay que resolver acá en la tierra.
 
   Labordeta y Serrat2 cantan al porvenir de la humanidad. El porvenir de la humanidad es la necesidad del socialismo. El socialismo es una necesidad de la vida. El canto expresa, entonces, antes de que salga la flor, el aroma de la flor, que es el que comunica a todas partes. El color de la flor puede cambiar, el aroma no: el aroma es el socialismo; el color puede ser el yugoslavo, el aroma no.
 
  La música hoy forma parte inseparable de la lucha por el socialismo. Las músicas de Labordeta y Serrat, la llamada música popular, la llamada música clásica, se presentan en forma diferente, pero expresan una misma necesidad. La sinfonía, lo más elevado de las relaciones humanas; y el canto popular, la relación humana más vinculada al combate diario. Con la misma trascendencia que la sinfonía, pero ya como arma de combate para que la sinfonía pase. Sin el socialismo la sinfonía se muere. El socialismo le abrió el camino a la sinfonía. Beethoven va a pasar a la historia por el socialismo, si no se muere. El fascismo hubiera terminado con Beethoven. Beethoven forma parte del socialismo, como todas las grandes realizaciones humanas.
 
J. Posadas
25 de mayo de 1980
 
 
1 De la poesía “Despedida”, de Marx y Engels publicada en el último número de la Gaceta del Rin, el 13 de marzo de 1843.). Ver texto completo en el final del libro.
2 Joan Manuel Serrat: cantor y compositor, una de las expresiones vivas de mayor destaque de la música española y catalan con contenido de protesta social.
* De este concepto viene la denominación de “Ediciones Ciencia Cultura y Política” de las Editoriales dedicadas a la publicación de las obras de J. Posadas en varias partes del mundo.

Recomende essa matéria pelo WhatsApp


Faça seu Comentário
Comentários
Nenhum comentário para esse conteúdo.
'
EDITORIAL:

A vitória de Pirro de Temer no Congresso e as Caravanas de Lula
O Brasil profundo dos trabalhadores, dos homens e mulheres do campo, das regiões interioranas, desce às praças e estradas espontaneamente para abraçar e festejar o seu verdadeiro e único presidente. A todos Lula passa uma mensagem de otimismo e de que é possível retomar o sonho de transformar o país
Receba nossa newsletter
Videos recentes
Suplementos Especiais
Links Recomendados
Matérias recentes
Noticias recentes
Batalhas de Ideias
Comunicação
Ganma Hispan TV Press TV Russia Today TeleSUR
Palavras-chave
J. Posadas - Obras publicadas
Leituras sugeridas
A FUNÇÃO HISTÓRICA DAS INTERNACIONAIS Del Nacionalismo Revolucionario al Socialismo Iran - El proceso permanente de la revolucion Iran - El proceso permanente de la revolucion La musica, El Canto, La Lucha Por el Socialismo
Desenvolvido por Mosaic Web
Recomendar essa matéria: